domingo, 19 de abril de 2009

Quinto capítulo

El aeropuerto estaba a reventar. Los problemas con los aviones y el temporal habían hecho que se acumulara muchísima gente con vuelos perdidos.
Me centré por un momento. ¿Qué necesitaba? Información. Me situé en el medio del aeropuerto y busqué entre los indicadores algún punto de información. Divisé una i azul al fondo del pasillo. Me apresuré hasta ella y, tras largo rato de cola, me atendió una chica morena con el pelo rizado:

- ¿En qué puedo ayudarle? – me dijo mientras entrecruzaba sus manos.

- ¿Sabe si el avión de las 14horas dirección Helsinki ha salido ya? Es importante saberlo.

- Disculpe un momento que lo consulto. – Eché una ojeada a mí alrededor. El aeropuerto no cesaba su actividad y parecía que todo el mundo tenía algún destino. – Lo siento señor, el avión partió hace media hora.

- ¡Joder!

Era demasiado tarde. El avión había salido ya y no había vuelta atrás. La había perdido, había perdido a Anne. Para siempre. Me senté en la butaca que se encontraba más cerca y hundí mi cabeza entre mis manos. ¿Cómo era tan tonto? Había dejado escapar a la chica más hermosa que jamás había visto y ahora lo único que hacía era resignarme. Eché otra ojeada a la gente. El movimiento seguía con intensidad y la gente iba y venía. ¿Cuántos de ellos habían tenido una vida feliz? Siempre me había fascinado esta pregunta. La multitud, la gente, sabía perfectamente que no estaba solo en este mundo y aún así continuaba pensando solo en mí.
De repente, un señor se sentó a mi lado. Llevaba sombrero y gabardina, y parecía que estuviera esperando a alguien. Sus pies empezaron a moverse rítmicamente y yo los seguí con la mirada. ¿Estaba nervioso? De eso no había duda. ¿A quién estaría esperando? Estaba claro que yo no era el chico menos afortunado en el mundo, había muchísimas personas que habían luchado por conseguir sus sueños y yo, me resignaba a sentarme en una butaca a ver pasar el tiempo. Pero no había manera alguna de volverla a ver, al menos para hoy. Siempre podía ir a buscarla a Helsinki. Pero si quería irme tenía que estar bien preparado. Iba a perder mi empleo e incluso todas las cosas que tenía todavía pendientes aquí. Pero quería ir a buscarla, al menos por esta vez. No iba a desaprovechar la oportunidad, era el momento.
De golpe, un par de chicos rubios con maletas se acercaron a mí.
- Oye – dijo el más alto de los dos en un inglés parecido al de Anne – ¿Sabe si queda muy lejos Remscheid?

Lo miré de arriba abajo. Iba un poco dejado, con toques de estilo surfer, pelo rubio, ojos azules del color del cielo y labios gruesos. Llevaba colgada de la espalda una guitarra enfundada en una funda de color marrón.

- Remscheid queda un poco lejos de aquí, algo más de una hora. Por casualidad, ¿ustedes son escandinavos? – se echaron a reír.

- Qué pasa, ya ni pasamos desapercibidos, ¿no? Somos finlandeses y estamos en una pequeña gira con nuestro grupo. El problema es que nos han dicho que fuésemos hacia Remscheid pero no conocemos el país.

- Finlandeses… ¿Cuanto tiempo van a estar aquí?

- Poco, no mucho más de dos semanas. Vamos a tocar por las ciudades más importantes y nos volvemos. Ya sabes, el oficio de músico no siempre sienta bien.

- Ya entiendo… La única solución es coger un taxi. Os va a resultar un poco caro pero no hay nada más que podáis hacer.

- Ok, lo intentaremos. ¡Gracias, man!

Que tíos más peculiares. A saber qué música tocarían. Me levanté y me dirigí a la salida, no había ya más por hacer. Anne se había marchado, y lo peor de todo, yo la había dejado marchar. Bueno, al menos tengo el recuerdo de la pasada noche, tan mágica, tan inigualable… Pero no era suficiente. La resignación me comió por dentro y me dirigí al coche, dispuesto a dejar atrás esta historia que tanto y tanto me había gustado.

2 comentarios:

hulia dijo...

M'acavo de llegir els 5 capitols
i buf...
un cop més m'has deixat sense paraules amb els teus texts,
no se com t'ho fas per transmetre tant en tant poc!
et faré escriure un llibre i ho saps!xd

olé adrualín!
(L)

Ivette dijo...

GORGEOUS Adrianot, you are gorgeous!

És impressionant, però continua aviat la història que estic intrigada ara ¬¬'

un petonàs a la punta del nas :)